sábado, 6 de noviembre de 2010

Quiniela jornada 19 - 2010/2011

Boleto de pronóstico complicado en una jornada que viene con un bote de 448.644,68 euros. Con este bote, un único acertante del Pleno podría llevarse una cantidad cercana a los tres millones de euros.
Jugamos 170 apuestas.

5 comentarios :

Ángel Jesús dijo...

Creo que deberiamos de tirar un poco más hacia los dobles...y algo menos al reparto tan equitativo en los triples. Es una opinion, pero creo que al ser tan equitativo se disipan demasiadas opciones.

Quinielamania dijo...

Si cambiamos triples por fijos, cuantos más fijos juguemos y más fijos acertemos más posibilidades tendremos de coger premio. Esto se puede aplicar también a los dobles. Está claro que los triples dispersan el pronóstico, pero jugar más dobles o más fijos multiplica exponencialmente el riesgo de fallo.

Un ejemplo claro son las apuestas combinadas y tu sabes de la dificultad de acertar una apuesta de ese tipo. Cuando se juegan más de dos eventos en una combinada es relativamente sencillo perder la apuesta. Esto trato de aplicarlo a la quiniela jugando un número bajo de fijos y dobles que nos permita estar el mayor número de jornadas en premios. El problema que hemos tenido hasta ahora es que solo en una jornada hemos acertado todos los pronósticos del boleto general. Siempre hemos fallado algún fijo o algún doble, y si a eso añadimos la cantidad que jugamos nuestras opciones de premio disminuyen bastante.

Como ejemplo sirva esta jornada que está en juego. En las 340 apuestas que simulamos esta jornada, si no hubiéramos fallado un doble, tendríamos un 50% de probabilidades de optar, a la espera del partido de hoy, a trece aciertos. Y en las apuestas jugadas tendríamos los mismos condicionantes para optar a doce. Esa es la idea, estar en premios esperando que llegue nuestra jornada. Es muy difícil, porque el número de apuestas que jugamos es pequeño, pero para nada es imposible.

Con nuestro sistema, acertando los dos fijos y los dos dobles tenemos un 80% de posibilidades de acertar once o superior, pillando alguna sorpresa en los triples. Tengo claro que salirse de ahí es alejarse de los premios, salvo en alguna jornada en concreto en que haya algún condicionante que nos permita poder asumir más riesgos. Es más, yo, de cambiar algo, me inclinaría por eliminar fijos y dobles y condicionar un pronóstico general de once, doce o trece triples, aunque tengo claro que lo más importante en este juego es tener un sistema y mantenerlo, tal y como venimos haciendo hasta ahora.

Nuestra idea es acertar los fijos y dobles, entrar en premios y esperar a que “coincida”, como siempre dice Teto, para coger algún premio interesante. ¿Difícil? Por supuesto…, es más, muy difícil. ¿Imposible? En ningún caso.

Estoy convencido que, para las cantidades que manejamos, utilizamos el sistema correcto, lo que falla es el pronosticador, que solo una vez ha acertado en su totalidad el pronóstico general. Mea culpa, no hay más, aunque en mi defensa tengo que decir que ya advertí de los riesgos que suponía jugar las primeras jornadas de liga. De hecho hay grandes peñas que esperan seis u ocho jornadas para empezar a jugar, y alguna, incluso, comienza su temporada más de dos meses después de iniciada la competición.

Sinceramente, creo que estamos en el camino correcto.

Ángel Jesús dijo...

Ahora entonas el mea culpa???? anda Celso no te autoflageles.

Sabemos de sobra la dificultad que entraña pronosticar partidos, sino todo el mundo acertaria.

En ningún momento he intentado criticar el sistema, ni manifestar nerviosismo o decepcion por la ausencia de premios significativos, y si en algún momento ha dade eso impresión, pido disculpas.

Lo único que intentaba era explicar mi visón a cerca del sistema. Como bien advertimos tú y yo, los triples que hacemos dispersan las opciones de premios. Según mi manera de ver las cosas, generalmente igualamos mucho lo que cargamos en cada resultado del triple, y creo que podria ser podructivo desequilibrar los triples en alguna ocasión.

Por supuesto que sigo creyendo en el sistema, pero más aún que en el sistema creo en ti, asi que por mi parte no hay ningún reproche, simplemente son comentarios con intención de aportar.

Igualmente, quisiera aprovechar para el tema de las apuestas que no jugamos. Eso esta evidenciando que deberiamos de aumentar el numero de personas en la peña, puesto que aunque fuesemos a repartir sería más probable optar a premios. Este sistema es bueno, pero ganaria mucho invirtiendo algo más de dinero. La cantidad de dinero que actualmente somos capaces a invertir es lo que esta limitando la efectividad del sistema.

Alguien más, ¿si alguien lo lee, opina que deberiamos aumentar el nº de participantes en la peña?

Creo por ejemplo, que si tenemos un acuerdo, se podria incrementear el número de personas de cara a la 2ª vuelta. Sería tan sencillo como cuadrar las cuentas y dividir lo que tengamos, y empezar unas cuentas nuevas.

Si se vuelve a hacer alguna votación al respecto, mi voto volvera ser que SI.

Un saludo Celso, y a ver si coincidimos

Quinielamania dijo...

No es flagelarse, es ser realista, no estoy fino con los pronósticos y punto. No hay nada más. Sabemos que no es fácil acertar cuatro pronósticos cada jornada, pero acertar solo un 10%, con dobles incluidos, es un desastre que no estaba previsto.

Entendí en todo momento tu visión del tema, no debes pedir disculpas por nada porque nada hay que disculpar. Estaría bueno. Además, me encanta debatirlo. Por eso te digo que menos triples sería un paso atrás importante, aunque con mucha paciencia para esperar premios supongo que nos acercaríamos a un premio importante, de bajo importe, en medio largo plazo.

Estoy de acuerdo contigo en la carga de los triples, y así lo hago en muchas ocasiones, lo que ocurre es que las condiciones impuestas al pronóstico general, varían, en muchas ocasiones, de forma importante los signos definitivos y equilibran o desequilibran, según el caso, los signos estimados.

Respecto al testeo del sistema que estamos llevando a cabo con una simulación de más apuestas en cada jornada, de momento nos dice que llegamos mejor a los premios y poco más. Confío en que a lo largo de la temporada, superando ese 10% de aciertos en el pronóstico general, estemos próximos a los premios importantes. Yo esperaría toda la temporada y al final de la misma tendríamos datos suficientes para saber la conveniencia o no de jugar más apuestas o mantenerse. Aunque también te digo, y no es nada nuevo, que jugando más apuestas más opciones de premio se tienen, pero eso ocurre con nuestro sistema y con todos. La pregunta llegado el caso sería: ¿qué sale más cuenta, repartir entre muchos o no repartir? Pero bueno, eso lo veremos a final de temporada.

Mi opinión es que, por el momento lo dejaría todo igual, aún nos quedan 28 jornadas y ellas son las que deben determinar el planteamiento de la peña para la próxima temporada.

Un saludo.

Ángel Jesús dijo...

Por mi de acuerdo, pero yo debo de ser algo más "comunista" que "capitalista" y prefiero repartir una tarta entre varios, que repartir un pastel entre menos.

Ya nos llegara la suerte, estaba claro que no iba a ser un camino de rosas, pero la persistencia suele ser fructifera.

Un saludo

Publicar un comentario