miércoles, 24 de diciembre de 2014

Si no hay bote, no hay quiniela

Comenzamos la temporada con cinco botes pendientes de la temporada anterior. En esta, de las 27 jornadas que se llevan jugadas, se ha generado bote en veintiuna de ellas. En total veintiséis botes, de los que se han puesto en juego dieciséis, repartidos solamente en cuatro jornadas. La idea parece ser que es acumular botes para ponerlos en juego de vez en cuando sin que nadie sepa que criterio se sigue. Se ha llegado, incluso, a poner en juego un bote de casi cuatro millones de euros en una jornada con encuentros de Champions League, entre semana, resultando un auténtico fiasco ya que la recaudación se quedó en poco más de dos millones de euros.
De los botes pendientes, el más antiguo corresponde al primer fin de semana de Noviembre, concretamente a la jornada 15, que generó casi medio millón de euros. Tras este fueron otros nueve los botes generados, el último en la jornada 25, de un millón doscientos cincuenta mil euros. Todos, los diez botes acumulados a día de hoy, hacen un total de 5.425.880,29 euros que continúan sin ponerse en juego y, lo que es peor,  no se sabe aún cuando se jugarán.
Desde el lunes 22 de Diciembre, finalizada la jornada 27, hasta el sábado 3 de Enero, que comenzará la jornada 28, hay dos semanas para validar, coincidentes con las fiestas navideñas, y parecía una muy buena ocasión para poner los botes en juego y publicitarlo bien para atraer jugadores y tratar de aumentar la recaudación, que está en un descenso alarmante. Pero no va a ser así, los botes siguen parados, no entendemos muy bien por qué, y la recaudación seguirá cayendo ya que cada vez más gente deja de jugar. Baste decir que en las primeras quince jornadas de fin de semana, con equipos de Primera, de la temporada pasada, se recaudaron 96.483.941 euros, catorce millones más que en las mismas jornadas de esta temporada, que se han recaudado 82.107.052 euros. Una diferencia de un 15% que hace que se esté recaudando cerca de un millón de euros menos cada jornada de fin de semana. En las jornadas entre semana la recaudación también está cayendo, hasta el momento en torno al medio millón de euros por jornada.
Por otra parte, nos llama la atención que, en estas dos semanas, todos los juegos que organiza Loterías y Apuestas del Estado, Primitiva, Bonoloto, Quinigol, etc., en algún momento ponen botes en juego. Todos menos La Quiniela, que con los diez botes pendientes podría dar, para un único acertante de Catorce con el Pleno, un premio cercano a los siete millones de euros.
Por todo ello, en Quinielamanía no jugaremos hasta que se pongan en juego todos, o al menos la mayor parte de los botes pendientes. Para nosotros, y sintiéndolo mucho porque amamos este juego, si no hay bote, no hay quiniela.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Vamos a ver compañeros si la política necesita una regeneración, los dirigentes de la LAE necesitan ir a l colegio y sacarse el graduado de ESO que ya seria mucho. Ilustraré con dos ejemplos , tengo más, pero estos son una clara demostración de que mi comentario no es gratuito.
1 Era normal que en época de la quiniela con papel carbón sellado y escrutunio manual se dejara un tiempo antes de pagar los premios y poner los botes en juego, ahora los botes se tendrian que poner semanalmente como en el quinigol, la primitiva, etc. no tiene sentido que nos guarden el dinerito y dispongan a su antojo, deben ser normas del antiguo regimen.
2 Quando entra un partido de futbol eliminatorio , el tiempo de prorroga
entra en el escrutinio del quinigol, vamos yo creia que sabian algo de matematica , , equidad en la probablilidad, no puede haber resultados que necesiten 120 minutos de juego frente a otros que solo usan 90 minutos.
Veo que algunos apoltronados siguen ordeñando la vaca a pesar de su poca preparación, pero no tontos por que ahi estan viviendo del cuento.

Quinielamanía dijo...

La Quiniela se va al garete si no cambian la gestión. Concretamente en la jornada de hoy, primera del año 2015, se han recaudado 955.000 euros menos que en la misma jornada del año anterior.
Yo quitaría las "gilijornadas" de entre semana, pondría los botes en juego semanalmente, según se fueran generando, y volvería al Pleno de 1X2. Con solo estos cambios la recaudación aumentaría y el juego sería más atractivo y tendría posibilidades de mantenerse con decencia.
Lo que está claro es que si no hacen algún cambio, La Quiniela en poco tiempo será un bonito recuerdo.
Respecto a la estrategia de acumular y acumular botes sin ponerlos en juego, solamente decir que no tiene nombre.
Un saludo.

Anónimo dijo...

La quiniela es el juego más castigado por los impuestos , reparte el 55% de la recaudación frente al 70% de la loteria Encima lo que se lleva Montoro o sea hacienda o sea todos , unos más que otros por supuesto.
Si queremos aumentar la dificultad de acierto a, aumentemos en número de partidos a 17. y que dejen de montar un híbrido con el quinigol.
En mi anteror comentario decía "antiguo régimen" y no me equivovaba: aun suena en las mentes la canción : Y SOÑARÁ CON UNA DE CATORCE QUE LO SALVARÁ". La cambiamos por " soñará con una de diecisiete que ya vendrá el y te los quitará.
EL NIVEL CULTURAL DE UN PAÍS QUE PIENSA EN SALVARSE CON EL JUEGO DEJA MUCHO QUE DESEAR.

Quinielamanía dijo...

No hay por qué dificultar más el juego. Ese no es el problema. De hecho, en las jornadas que llevamos disputadas, en fin de semana en la presente temporada, en más de la mitad no han aparecido acertantes de Catorce o del Pleno. Ese dato nos dice que la dificultad existe, aunque jornadas con muchos acertantes las hay, siempre las hubo y siempre las habrá. Aumentando la dificultad muchos jugadores dejarían de jugar. Baste decir que esta temporada han aumentado la dificultad del Pleno y se ha perdido un cantidad importante de jugadores. Además no se puede tratar de igualar La Quiniela con otros juegos porque es completamente diferente. No tiene nada que ver el perfil del quinielista con el de La Loteria, La Primitiva o La Bonoloto, por ejemplo.
Lo que está claro es que tal y como va, si no hay cambios en la gestión, el futuro de La Quiniela es muy muy corto.
Saludos.

Publicar un comentario