jueves, 10 de marzo de 2016

Apuestamanía

Hace unos días he implementado una nueva sección en el blog, Apuestamanía, dedicada a las apuestas deportivas.
En principio, la pretensión no es otra que la de tratar de ganar pequeñas batallas a las casas de apuestas, con diferentes pronósticos y algunos consejos.
Años atrás apostaba y, aunque no me iba del todo mal, por diferentes motivos me vi obligado a dejarlo. En aquel tiempo aprendí que apostando se puede perder, es parte del juego, y que lo más importante a la hora de apostar no es centrarse en ganar dinero, lo correcto es controlar las emociones y tomar buenas decisiones, teniendo en cuenta que siempre será mejor arrepentirse de no haber apostado que de haberlo hecho.
Un amigo mio dice que la única forma de ganar dinero con las apuestas es montar una casa, y no le falta razón, sobre todo si pretendemos ganar mucho dinero. Obtener beneficios a largo plazo no es fácil, requiere conocimientos, dedicación y disciplina, factores que la inmensa mayoría de apostantes no tiene. Solo unos pocos son capaces de controlar esas premisas de tal manera que incluso les permite dedicarse a ello de manera profesional.
Al resto nos queda tomarnos las apuestas como un entretenimiento más.

0 comentarios :

Publicar un comentario